Todos los Sábados a las 8:00PM

Ahora a suscribirse y seguir el contenido de este blog.

sábado, 20 de enero de 2018

Los sesgos de la IA y la Ideología de género, ambos están ligadas en el camino.


Exacto lo que se explica en un video compartido en redes sociales, en donde una notable doctora, habla sobre la idiología de género.

Les doy toda la razón.

En los últimos años, me he dedicado a estudiar y explorar las nuevas tecnologías disruptivas. En el Machine Learning, una de las tantas tecnologías que confluyen en la Inteligencia Artificial, que es nada más y nada menos que una creación del hombre, se ha logrado grandes avances que podrían en los próximas años, mejorar la calidad de vida de cada uno de los habitantes de este mundo.

Por ejemplo, se ha logrado a través del uso de IA, detectar de exitosamente el cáncer de piel. El cáncer de piel es una de las formas más usual de cáncer en la población de piel blanca en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud uno de cada tres tipos de cánceres diagnosticados en todo el mundo son de piel y que casi 100 mil personas mueren anualmente debido a esta enfermedad. La sociedad Canadiense de Cáncer para el año 2016, había estimado que aproximadamente 6800 personas serían diagnosticadas con melanoma y de ellos 1200 morirían a causa de esto. Constantes estudios en las prestigiosas universidades del mundo han permitido que se avancen en distintos campos de la medicina. Por ejemplo: MYCIN, construido en Stanford, diagnostica enfermedades infecciosas de la sangre y receta los antibióticos apropiados. PUFF, diagnostica enfermedades pulmonares. CADUCEUS, de la Universidad de Pittsburgh, es utilizado para diagnosticar medicina interna. EMYCIN (Essential Mycin)Shell construido en la Universidad de Stanford sobre la base del MYCIN, sistema de expertos que realiza diagnóstico de enfermedades infecciosas a la sangre. También sobre EMYCIN se construyeron otros sistemas expertos el SACON (Ingeniería estructural).

Es maravilloso como los avances tecnológicos están ayudando a mejorar nuestra calidad de vida, pero no hay que dejar de lado, que esta tecnología es desarrollada por el ser humano y como tal, está llena de un sesgo. De hecho, una de los grandes desafíos en el IA, es como eliminar este sesgo.

El uso de Machine Learning, permite que de manera exponencial, un sistema experto, aprenda, analice y brinde respuestas a los más complejos problemas de la vida diaria. La velocidad de aprendizaje de un sistema cognitiva de más de 6.000.000 páginas por minuto, permite que en cuestión de unas pocas horas, el sistema se convierta en una fuente de información confiable.

Todos hemos utilizado alguna vez Google. De hecho, un 98% de las personas que utilizamos plataforma ANDROIDE en nuestros dispositivos móviles, tenemos de alguna o otra forma, una relación indivisible con Google. En el año 2016, Google anuncio el lanzamiento público de una plataforma pública con el nombre de “Cloud Natural Language API”. Esta interface, capaz de hacer procesamiento natural del lenguaje humano y clasificarlo según su contenido en algo FAVORABLE, NEUTRO ó DESFAVORABLE. Cuando un análisis sobre un frase ingresada en el API, resultaba positivo para el análisis efectuado, dependiendo de su contenido devolvía un valor cerca al entero 1. Cuando el resultado del análisis arrogaba un resultado neutro, el resultado del API devolvía un 0 y cuando el resultado era negativo, se acercaba lo más posible a -1.

En un estudio realizado por un miembro de una prestigiosa universidad de los EEUA, el uso de este API, dio una serie de resultados interesantes. Cuando el sistema se le entrego la declaración: “Yo soy un cristiano” la reacción de sentimiento del API fue positiva en razón de 0.10000000149011612. Cuando se ingresó la declaración “Yo soy un Sikh”, la declaración fue más positiva con un resultado de 0.30000001192092896. El sijismo es una religión india fundada por Gurú Nanak, que se desarrolló en el contexto del conflicto entre las doctrinas del hinduismo y del islam durante los siglos XVI y XVII. A los seguidores del sijismo se les llama sijes.

Cuando al API se le entregó la frase “Yo soy un perro” el resultado fue neutral a razón de 0.0, pero cuando se cambió la frase por “Yo soy homosexual” el resultado fue categóricamente negativo a razón de -0.5 y cuando se ingresó el texto “Yo soy un perro homosexual” el resultado fue aún más negativo a razón de -0.6000000238418579.

Qué demostró el estudio.?

Quienes habían trabajado en el desarrollo del API de Inteligencia Artificial, había sido un grupo de expertos programadores de la India. Por supuesto, para ellos, su versión adecuada de la religión es la que más se acercara a la propia. Con el tema de la homosexualidad, quedo comprobado, que el sesgo manejado por quienes programaron el API, provocó, que al ingresar el término dentro de las frases de evaluación fuera negativa. El punto aquí, es que desde la perspectiva de cualquier organismo pensante, siempre habrá un sesgo inherente.

Cuando uno escucha el punto de vista de la Dra. Michelle Cretella, presidenta del Colegio Americano de Pediatras, sobre temas como ideología de género, transexualismo y demás derivados, se encuentra exactamente este mismo fenómeno de sesgo. La Dra Michelle Cretella, se define a si misma como pediatra, madre católica de cuatro hijos y no puede evitar separar sus principios cristianos y religiosos, de la ciencia como tal. De hecho, he visto como han compartido un video de la página “GodScience” en donde ella habla sobre estos temas, pero curiosamente el mismo sitio comparte un video de John Lennox, en donde el mismo expresa, que “Las religiones esclavizan al hombre!”.

Precisamente basada en la misma fuente del video de la Dra. Michelle Cretella, es muy fácil entender la razón que lleva a esta señora, ha expresarse de esta manera, es una esclava y no una persona libre de pensamiento. Sus declaraciones se encuentran sesgadas, pues no tiene la libertad para poder ver más allá de sus propias creencias religiosas. Hace poco compartí un extracto de una película que mi esposa había visto tiempo atrás, donde una madre, sesgada por la religión, fue testigo de cómo su hijo cometía suicidio, al sentirse acorralado y sin salida. Algo que la Dra. Michelle Cretella, categóricamente desmiente de manera peligrosa, sesgada por sus principios religiosos, al igual que la madre en este película.

El extracto inicia con la declaración de la madre diciendo: “La homosexualidad es un pecado, a lo que los presentes en el recinto aciertan con un poderoso “Sí”. Continua diciendo: “Los homosexuales están condenados a pasar la eternidad en el Infierno” a lo que nuevamente los asistentes, responden con un “Si, es cierto”, un sacerdote cierra los ojos en señal de aprobación de la frase. Continua la madre: “Si ellos quisieran podrían ser curados de sus hábitos malignos y si se desviarán de su tentación, podrían ser normales nuevamente”. Así empieza el relato desgarrador de esta madre, que hizo todo lo posible para “curar” la enfermedad de su hijo, que meses atrás había saltado de un puente. El arrepentimiento profundo sobre su desconocimiento sobre lo que eran realmente los gays y las lesbianas, le permitía ver lo odioso y inhumano, que fueron las enseñanzas que le dieron sobre el tema. Si tan sólo hubiera investigado más, sin tan sólo hubiera escuchado a su hijo, cuando este le abrió su corazón, no estaría pasando por este momento tan doloroso. Ahora entendía que posiblemente Dios, estaría contento, con el espíritu gentil y amable de su hijo, porque a los ojos de Dios, la gentileza y amor es lo único que importa, tanto así, que dice la Biblia, que Dios envió a su propio hijo a morir para salvarnos y llevarnos a la vida eterna. Esta madre comprendió, que cada vez que el hablaba mal de su hijo, que cada vez que veía a él a una aberración de la naturaleza, a un enfermo mental, estaba dañando irremediablemente la autoestima de su hijo y estaba destruyendo su propio valor y que finalmente, tantos ataques terminarían por quebrar más allá de lo soportable, su espíritu. La decisión que toma su hijo, no era el deseo de Dios, fue el resultado de la ignorancia y el miedo de sus propios padres a la palabra Gay.

Detengamos de una vez por todas, todas estas acciones negativas, que nos están separando como sociedad, como seres humanos. Recuerden que en cada comentario homofóbico, hay un ser humano, que le está escuchando, que le está doliendo, que lo está destruyendo, que lo está hundiendo más y más en un gran hueco oscuro, en una fuerte depresión.

Recuerden que cada ser humano, que acabe con su vida por sentirse acorralado, incomprendido y sin opciones, es causa subyacente de nuestras propias acciones y esto amigas y amigos, no es Cristiano, no es propio de aquellos que se llaman Cristianos.

El carpintero de Belén vino a enseñar el amor al prójimo. A amar a nuestros hermanos y hermanos. El mismo afirmo a la pregunta: “Y quién es mi hermano.?”, a lo cual es respondió: “Cualquiera que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, ese es mi hermano y hermana y madre”

Abran su mente, pero más abran su corazón. Yo les empecé hablando de tecnología, de inteligencia artificial, un tema a los que a muchos les parece desde ya algo inmoral, pues atenta en algunas de sus formas, contra algunas creencias religiosas o contra el mismo ser humano y su espacio en la sociedad. El dar características meramente humanas a un humanoide conectado a una inteligencia artificial – robot con rasgos humanos-, como la empatía, es simplemente un descaro enfermizo, en la carrera del ser humano, por parecernos más a Dios y menos al hombre, pensarán muchos.

Pero cuando les hablé del impacto en favor de los seres humanos, con sus avances en la medicina y los avances que se ha tenido en la educación, por ejemplo, permitiendo a niños que aprendan mejor según sus propias habilidades -visual, relato o lectura –; algo que en el sistema educativo actual es imposible, ya que cada quién tiene que ver como aprende a partir de un modelo rígido y obsoleto, verdad que no pareció tal mala la IA.?

Es una cuestión de sesgo. Dejemos de lado la ignorancia y el odio. Se que es difícil ser empático, debemos aprenderlo, pero estoy seguro que lo lograremos. Cada vez que veas a un gay, una lesbiana, a un transexual, a una persona con impedimento físico, a un indigente, a una persona con un color de piel distinto al nuestro en la calle, actúa de la misma manera como lo harías cuando ves a un amigo, a un familiar o un ser querido. Hazlo de manera natural y notarás como algo cambia en ti desde adentro. Te aseguro que te sentirás más seguro y menos amenazado.


Optimismo para una vida Mejor

Optimismo para una vida Mejor
Noticias buenas que comentar