domingo, 5 de julio de 2015

El ABC del neuroliderazgo en las empresas

Reprogramación de creencias subconscientes, manejo neurolingüístico y neurociencia aplicada a los negocios son las últimas tendencias de la gestión de talento mundial. ¿Cómo reacciona la región ante ellas?


Marcela Jiménez, http://revistamyt.com

Todo cambio organizacional genera resistencias en mayor o menor medida. Es la realidad irrefutable de las empresas, pero lo cierto es que la raíz del problema no está en la mala actitud, sino en un proceso químico que ocurre en el cerebro de toda persona y cuya reacción más primitiva lleva a la oposición, según comentó Marilis Llobet, presidente de la empresa Neurosoluciones de Negocios.

El problema, explica, es que el entorno global de negocios está presionando a las empresas por ese cambio constante para mantenerse competitivo y si no se actúa rápido, el “mañana” puede ser letal. Por esto la experta insta a los líderes a olvidar la vía tradicional de ejecutar un cambio y apoderarse de la neurociencia, como la mejor aliada para conseguir lo deseado.

De acuerdo a Llobet, la mente consciente (que es la que trabaja en la vía tradicional) procesa información a un ritmo de 40 bits por minuto, mientras que el procesador de la mente subconsciente corre a 400 millones por minuto. “De prondo un cambio cultural puede tomar hasta 3 años implementar, pero con la neurociencia se pueden ejecutar los cambios en cuestión de meses”.

También puede leer: ¿Dónde está la autoridad que hemos perdido en el liderazgo?

¿Y cómo trabaja la neurociencia del liderazgo? Llobet recomienda utilizar herramientas que midan las competencias de negocios a nivel subconsciente, de forma que si como líder necesita una destreza específica la prueba le permite determinar si la persona la tiene o no y cómo puede mejorarla.

También menciona que existen herramientas para la reprogramación de creencias subconscientes, es decir, si el colaborador identifica que tiene un patrón mental de postergación de tareas, la técnica le permitirá tomar consciencia de dicho patrón e interrumpirlo, “y si a nivel subconsciente ya ha superado su patrón de postergación, entonces deja de hacerlo y sus resultados mejoran inmediatamente”, comentó.

La otra tendencia tiene que ver con lo que ella denomina “pasar del estado de supervivencia al de creación”. Según explica, cuando uno está en estado de supervivencia, químicamente todos los mecanismos del estrés nos permiten tomar decisiones para salvar la vida, pero cuando se vive en estrés constante este proceso funciona de forma permanente y todo el sistema nervioso se activa.

“Entonces se está sometiendo al cuerpo físico a una descarga química que debería usarse sólo en estados de emergencias, pero lo hacemos todos los días. Esto lo aleja del pensamiento creativo y de la capacidad de ser un líder inspirador”, determinó.

Aunque la neurociencia aplicada a los negocios es una tendencia en crecimiento en Estados Unidos, en Centroamérica aún no toma la fuerza necesaria. “Yo siento que como comunidad de negocios seguimos siendo tradicionales, el problema es que los procesos de cambio no nos van a esperar. Si hay que esperar 3 años para que la gente esté lista a cambiar, vamos a perder la ventaja”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te agradezco tus comentarios. Te esperamos de vuelta.