miércoles, 29 de enero de 2014

El Gobierno británico piensa reemplazar Microsoft Office por soluciones Open Source

Fuente: muycomputer.com

El Gobierno británico tiene planes para reemplazar en las administraciones públicas el uso de la suite de productividad Microsoft Office por soluciones Open Source, según informa The Guardian.

Bajo la responsabilidad del ministro Francis Maude, Reino Unido planea estandarizar formatos abiertos para reducir los costos de la suite Office y romper el “oligopolio” de los proveedores de TI. Desde 2010, el sector público británico habría gastado 200 millones de libras solo en licencias de la suite de Microsoft. Algo que pretende reducirse según Maude:
“El software que usamos en el gobierno todavía es suministrado por sólo unas pocas grandes empresas. Un pequeño oligopolio domina el mercado… Quiero ver una mayor gama de software utilizable para que los funcionarios públicos tengan acceso a la información que necesiten y puedan hacer su trabajo, pero sin tener que comprar una determinada marca de software”.

“En un primer momento, esto ayudará a los departamentos para hacer algo tan simple como compartir documentos entre sí con mayor facilidad. Pero también hará que sea más fácil para el público utilizar y compartir la información del gobierno. Por ello hemos estado hablando con los usuarios sobre los problemas que enfrentan al leer o trabajar con nuestros documentos y hemos invitado a expertos sobre la manera de resolver estos retos”.
“Normas técnicas para formatos de documentos pueden no sonar como el primer disparo en una revolución pero no tenga la menor duda: la adopción de normas obligatorias en el gobiernoromperá el oligopolio de los formatos propietarios y permitirá el uso de software de código abierto“,explica el ministro, apostando por abrir la puerta a otros proveedores de software y suites ofimáticas.

Maude también saludará cambios destinados a aumentar el número de pequeñas y medianas empresas que ganan contratos en el sector público. Se hará hincapié en la creación de CloudStore, un mercado en línea para compra de software por los ayuntamientos y otros organismos públicos.

No es el primer organismo que abre las puertas al uso de software libre por las administraciones públicas, algo no tan sencillo de conseguir como todos sabemos. En cuanto a la batalla de las suites ofimáticas y de productividad, hay de todo, empresas públicas y privadas que cancelan el uso de la suite dominante Microsoft Office y apuestan por el software libre. La mayoría satisfechas del cambio y otras no tanto con casos de vuelta después de la experiencia. En cualquier caso el uso masivo de Office en todo lo público y empresas es notable y se refleja en los ingresos de Microsoft.

Los últimos, con nuevo récord de ingresos hasta 24.500 millones de dólares, apoyados precisamente en el negocio de aplicaciones profesionales y corporativas donde brilla la estrella absoluta de Redmond: MS Office.