jueves, 15 de septiembre de 2016

Crux Consultores: Desde mi nueva perspectiva laboral, el mundo de hoy

Hace casi 3 meses atrás, la vida me dio una nueva oportunidad para re-inventarme en la vida laboral.

Después de más de 6 años y medio, laborando para uno de los mayoristas de Oracle en la región Centroamericana, como Consultor PreVenta, he llegado a la empresa Crux Consultores, a ocupar el puesto de Business Development Manager (BDM).

Mi nueva tarea, es impulsar las distintas áreas de negocios de esta empresa, caracterizada por ser una "Software Factory" utilizando ambientes de .NET, Java, PHP y otros, pero también con experiencia en la asesorías de QA de Software, Seguridad de sitios Web, outsourcing de personal y otros.

Mi meta, es aportar el conocimiento que por más de 28 años, he ido atesorando conmigo, promoviendo los negocios desde una expectativa distinta a la que desdichadamente se ha venido dando los mismos en los últimos años.

Muchas personas técnicas damos este giro con el tiempo, porque nos sentimos en ocasiones frustrados por aquellos que se encargan de vender en ocasiones, la tecnología. Tal vez no sea culpa de ellos, tal vez sea culpa del mismo sistema, que obliga a las personas a competir de manera despiadada por obtener una venta, a cuesta de cualquier valor, ya sea monetario o moral.

Cuando empecé a laborar, recuerdo que los negocios se cerraban con un apretón de manos, entre "caballeros" o "damas". La palabra de cada participante en el acto, era en la mayoría de los casos, suficiente garantía de compromiso y lealtad. Hoy este tipo de pacto, casi no se observa.

Los negocios se han "prostituido". Es lamentable decirlo y posiblemente aún más aceptarlo.

Business are Business, debería cambiarse hoy día por "Negocios son Comisiones".

El término negocio se deriva de las palabras latinas nec y otium, es decir, lo que no es ocio, por tanto indica compromiso, trabajo y responsabilidad, valores no populares en nuestros días.

Lo cierto, es que a la par de mis más de 165 compañeros, en mayoría "millennials" he tomado el reto de intentar hacer negocios, a como se hacía antes. Apoyado en la imagen que he podido crear a lo largo de estos años de vida profesional, en mi faceta de la academia y mi participación activa en la "Comunidad".

Por eso he renunciado a trabajar en "Negocios" basado en "Comisiones" y ponerme como objetivo, el obtener éxito en mi nuevo puesto laboral. El dinero compra cosas, pero los sueños compran vida.

Quiero trabajar para vivir y no vivir para trabajar. Estoy convencido de esto último. Sólo espero que la formula no me falle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te agradezco tus comentarios. Te esperamos de vuelta.