miércoles, 7 de octubre de 2015

Buenos Aires da un gran paso camino a ser una Smart City ( con ayuda de Oracle )



Buenos Aires, acaba de implementar un Sistema Inteligente de Administración Meteorológica y Pluvial que brindará datos confiables y en tiempo real de los arroyos que atraviesan la ciudad, lluvias y viento, lo que permitirá tener un alerta temprana de inundaciones.

La Ciudad de Buenos Aires es la segunda mayor área urbana de Sudamérica y una de las principales urbes del mundo. A medida que aumenta su crecimiento también lo hacen los desafíos para los gobiernos, que deben buscar formas inteligentes de gestión y de optimización de los recursos.

Con 9 arroyos en su territorio, 40.000 sumideros y 1.800 kilómetros lineales de desagües, la Ciudad tenía el reto de diseñas e implementar un sistema integrado de captura, administración y gestión de datos meteorológicos y de estado de la red de desagües pluviales. Para esto, debía encontrar la mejor manera de monitorear las precipitaciones y su impacto en la red pluvial.

“Nosotros teníamos un problema concreto pero no encontrábamos una solución a la altura. Fue la intervención de Oracle la que nos permitió generar una alternativa profesional, simple y concreta para una situación específica. Y con la acumulación de datos podremos construir una base concreta de análisis para futuras inversiones en infraestructura en la Ciudad, volviendo el gasto más inteligente y eficiente”, aseguró Rodrigo Silvosa, Subsecretario de Mantenimiento del Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad.

Oracle, junto a BGH Tech Partner, diseñaron e implementaron el Sistema Inteligente de Administración Meteorológica y Pluvial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Esta solución fue concebida como un proyecto de punta a punta que tiene por objetivo integrar la captura, administración y gestión de datos meteorológicos y de estado de la red de desagües pluviales.

“Es un desafío para las ciudades volverse más ‘inteligentes’. En este sentido, la solución de Oracle permite manejar la enorme cantidad de datos recolectados por los sensores, administrarlos y procesarlos de forma de que esta información sirva como base para la gestión. Un tablero de control muestra de forma gráfica los datos y permite realizar a mediano y largo plazo estudios de lluvias, drenajes e información histórica para realizar proyecciones”, explicó Gustavo Feldman, de Oracle.

Marcelo Girotti, CEO de BGH Tech Partner explicó que “este Sistema Integrado –enmarcado dentro de la tendencia Smart Cities- tiene por objetivo de brindar servicios de información en tiempo real y, además, generar una base estadística inteligente que permita mayor eficiencia en el control y toma de decisiones para situaciones de emergencia”.

La solución consiste en una red de sensores en 23 puntos de la Ciudad que se conectan por medio de una red de comunicaciones crítica que no presenta cortes, por lo que la transmisión es constante. Además, se incorporó una plataforma de adquisición de datos que es flexible y escalable. A partir de los sensores se miden distintas variables que pueden ser monitoreadas al instante desde las centrales de control del Gobierno de la Ciudad.

En el subsuelo se instalaron limnígrafos y caudalímetros, que permiten medir la altura, velocidad y caudal de los arroyos. En la superficie, por su parte, se colocaron estaciones meteorológicas con pluviómetros (mediciones de cantidad de lluvia), anemómetros (recolectan información sobre la velocidad y dirección del viento) y medidores de temperatura. Un panel interactivo en las oficinas del Gobierno de la Ciudad muestra los datos recolectados en tiempo real y presenta, de forma gráfica, el status general (marcando en rojo si hay problemas y verde si los valores son normales). Si llegara a haber una situación que requiere atención, el panel muestra en qué cuenca se encuentra, en qué parte de la misma y, finalmente, cuál es el inconveniente puntual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te agradezco tus comentarios. Te esperamos de vuelta.