viernes, 15 de mayo de 2015

Seguridad, clave para adoptar las tendencias de TI con éxito en LAD

Fuente: http://searchdatacenter.techtarget.com

Si algo de bueno dejaron las brechas masivas que sufrieron empresas como Target, Home Depot, Sony o J.P. Morgan fue una mayor consciencia de la importancia que tiene la seguridad de TI dentro de las estrategias de las compañías. Esto no es distinto en América Latina. IDC reportó que, en los últimos dos años, la seguridad de TI ha sido mencionada por más de un tercio de los CIO latinoamericanos (37%) como una de sus principales prioridades para inversión, con un aumento de 7% entre 2013 y 2014.

La consultora prevé que el mercado total de servicios de seguridad profesional en América Latina llegue a los 1,100 millones de dólares en ingresos este año, y que alcance los 1,400 millones de dólares para 2018.

Para IDC, los factores que están impulsando la relevancia de la seguridad de TI entre las compañías de la región son el volumen cada vez mayor de datos, que está llevando a un crecimiento en la capacidad de almacenamiento interno y externo, y que será analizado con big data; el auge de la movilidad y BYOD, que ha puesto un gran foco en la autenticación robusta; el uso cada vez mayor de la nube y los medios sociales; y una mayor convergencia de la privacidad y la analítica de negocios en la nube en 2015, que requerirá una mayor alineación con leyes de protección de datos.

Ciertamente, la seguridad es un factor clave para facilitar la correcta adopción de estas tendencias, y muchas de las iniciativas de las empresas latinoamericanas en esta área siguen estos enfoques, como lo indican también las cifras de la Encuesta de Prioridades de TI 2015 de TechTarget. Por ejemplo, 34.8% de las empresas implementará este año iniciativas de prevención de pérdida de datos, 25.2% implementará cifrado, y 21.3% desplegará soluciones de gestión/análisis de datos de seguridad.

En relación a la movilidad y BYOD, 29% de las compañías implementará soluciones de gestión de identidad y acceso, 16.1% aplicará iniciativas de seguridad para puntos finales móviles y 10.3% utilizará seguridad basada en aplicaciones. Directamente para la nube, la seguridad para nube será implementada por 23.9%, pero además un 20.3% implementará seguridad para la nube pública como parte de sus proyectos de infraestructura de centros de datos.

Para IDC, la implementación de estrategias de TI para la tercera plataforma (movilidad, nube, medios sociales y big data) lidera la adopción de soluciones de seguridad –de hardware, software y servicios– en la región, con un crecimiento estimado de 16% en 2015 y un mercado de 2,900 millones de dólares.

Sin embargo, la encuesta de TechTarget indicó que hay un enfoque adicional muy fuerte hacia el fortalecimiento de la seguridad corporativa más orientada a redes y al centro de datos. Así, casi un tercio de las empresas (30.3%) implementarán iniciativas de seguridad basada en red, 21.9% implantarán seguridad de virtualización y 19.4% instalarán soluciones de detección/gestión de amenazas on the wire (IDS/IDP, sandboxing, etc.). También se mejorará la seguridad del software con revisión de código fuente y arquitectura, análisis de código, etc. (21.3%) y la seguridad de punto final (antimalware, suites de punto final, etc.) (27.7%). Algunas empresas (9.7%) y capacidades forenses.

Adicionalmente, las nuevas capas de protección que requieren las amenazas emergentes a lo largo de los diferentes niveles de datos favorecerá el uso de servicios de seguridad administrada y de gestión de seguridad, como servicios de inteligencia de amenazas e iniciativas de gestión de vulnerabilidades, que serán implementados por 12.3% y 29% de las empresas, respectivamente, según TechTarget. Estos mercados, dijo IDC, crecerán 16% en 2015 en América Latina, alcanzando los 1,100 millones de dólares.

Para la consultora, el reto que tendrán los directores de TI (CIO) y/o directores de seguridad (CSO) este año será manejar la estrategia de seguridad de TI con una visión amplia y general, orientada a los negocios, en lugar de seguir manejando el tema como una cuestión técnica aislada.

Esto implicará una estrategia que contemple no solo los problemas comunes de prevención, identificación de vulnerabilidad y prevención de intrusiones”, dijo IDC –en su Reporte de Predicciones de TI para 2015–, sino también tecnología de firmas, protección contra malware avanzado y detección de técnicas avanzadas de evasión, un mayor tráfico de datos y, especialmente, la escalabilidad y flexibilidad de adaptarse a los cambios del entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te agradezco tus comentarios. Te esperamos de vuelta.