miércoles, 26 de noviembre de 2014

OPINIÓN: 5 tendencias que cambiarán las redes sociales en 2015

Las compras y manejo de datos cambiarán la forma en que se desarrollan y crecen las redes sociales el próximo año

Nota del editor: Ryan Holmes es el director general de Hootsuite, una plataforma de redes sociales que utilizan millones de personas, además de las empresas líder en el mundo para gestionar sus perfiles sociales. Síguelos en @invoker y @hootsuite.

(CNNMéxico) - 2014 comenzó con una sentencia de muerte para Facebook. En enero, una empresa de investigación llamada Global Web Index publicó un estudio en el que se mostraba que Facebook perdió casi una tercera parte de sus usuarios adolescentes en Estados Unidos en el último año. Los titulares pronunciaron “muerto y enterrado” a Facebook.

Adelanta hasta el presente y Facebook reporta un crecimiento récord. La empresa ganó 2,960 millones de dólares en ingresos en el tercer trimestre de 2013, 64% más de hace un año. Más impresionantemente, la red añadió más de 100 millones de usuarios activos mensuales en el último año.

Lo cual muestra cuán difícil puede ser predecir el futuro de las redes sociales. Con esa advertencia en mente, aquí está un vistazo al futuro en cinco formas que (probablemente) las redes sociales evolucionarán en 2015.

Lee: ¿Qué cambios hará Facebook a su plataforma a partir del 1 de enero?

Tu red social quiere ser tu cartera

Los hackeos lanzados en octubre muestran una característica escondida de pago muy dentro de la popular aplicación Messenger de Facebook. Si es activada por la empresa, permitirá que los 200 millones de usuarios de la aplicación se envíen dinero entre sí por medio de información de tarjetas de débito, libre de cargos. Mientras tanto, la red también lanzó una nueva característica Autofill (una especie de Facebook Connect para tarjetas de crédito), que permite a los usuarios que guardan su información de tarjeta de crédito en Facebook, revisar 450,000 comercios electrónicos en la web.

¿Entonces por qué Facebook quiere manejar tu dinero en 2015? En estos momentos, algunos de los mayores actores de la tecnología luchan en el espacio de los pagos móviles, incluido Apple con su nueva aplicación Apple Pay, emprendimientos como Square y Stripe e incluso veteranos de los pagos en línea como PayPal.

Lee: Apple Pay, el juguete favorito de los hackers en 2015

El resultado final en este escenario no es exactamente claro. Facebook eventualmente podría cobrar por sus servicios de transferencia de dinero, utilizar datos de compra de los clientes para atraer más anunciantes o incluso intentar competir con tarjetas tradicionales de crédito como Visa y Mastercard (que ganan miles de millones por las cuotas). Una cosa es segura: puedes esperar ver a grandes redes sociales maniobrar agresivamente para administrar tus transacciones en 2015.

Las nuevas redes proliferan, ¿pero durarán?

2014 vio el aumento de varias redes sociales, muchas construidas específicamente en respuesta a las fallas percibidas de las grandes: la falta de privacidad, la colección de datos demográficos y fisiográficos, la publicidad cada vez más intrusa.

Las nuevas redes van desde Ello, que fue lanzada en marzo con promesas de nunca vender datos de los usuarios, hasta Yik Yak, que permite a los usuarios compartir publicaciones completamente anónimas con personas que están cerca y tsu, que prometió compartir los ingresos de anuncios con los usuarios con base en la popularidad de sus publicaciones.

Lee: Ello, una red social que se dice 'anti-Facebook'

¿Estas redes crecerán y se quedarán? Las nuevas plataformas sociales que intentan replicar la experiencia de Facebook mientras prometen, por ejemplo, menos anuncios o más privacidad, tienen la suerte en su contra. El mayor reto; uno con el que incluso Google+ ha luchado, es atraer una base de datos lo suficientemente grande para que la red no se sienta como una ciudad fantasma en comparación con la comunidad global de 1,300 millones de usuarios de Facebook.

Por otro lado, las nuevas redes que mapean comunidades fuertes o intereses existentes (redes basadas en intereses, opuestas a las redes basadas en personas al estilo Facebook) tienen una mejor probabilidad. De hecho, miles de estas redes ya prosperan debajo del radar, desde sitios dedicados a los cocineros y chefs como Foodie hasta sitios para amantes del ejercicio como Fitocracy.

Las compras finalmente llegan a las redes sociales

A principios de este año, Twitter y Facebook comenzaron a probar botones de “compra”, que aparecen junto a ciertos tuits y publicaciones y permiten a los usuarios comprar con solo un clic o dos, sin dejar la red. Espera que las integraciones de comercio electrónico y redes sociales se profundicen en 2015. De hecho, es un poco sorprendente que tome tanto tiempo.

Para los principiantes, este enfoque elimina un dilema clave que todos los comerciantes enfrentan; cómo hacer que los clientes entren por la puerta (o a tu sitio web). En Facebook y Twitter, ya tienes una audiencia receptiva, que felizmente platica con amigos, navega por las tendencias más recientes, comparte fotografías y videos, etc. Una vez que sus detalles de pago están en un expediente, las compras están a solo un clic o dos. Después todo regresa a ser GIFs de gatos y actualizaciones de planes de fin de semana.

Además, desde que Facebook y especialmente Twitter son medios en tiempo real, son perfectos para contratos a corto plazo vinculados con tendencias pasajeras. Con ofertas según la época que literalmente se transmiten, los clientes pueden inclinarse a actuar rápidamente y comprar cosas, precediendo a la comparación obsesiva de compras que caracteriza a muchas transacciones en internet.

Finalmente, hay grandes beneficios para los anunciantes. Conectar tuits individuales y publicaciones de Facebook con compras de verdad ha probado ser un gran reto analítico. Pero con la llegada de los botones de compra, pueden añadirse cifras concretas de ingresos a mensajes específicos de redes sociales en una forma que no ha sido posible hasta ahora.

Los dispositivos inteligentes se vuelven más sociales

Los sensores baratos llevaron a una explosión de dispositivos inteligentes. Todo desde electrodomésticos como termostatos, básculas y refrigerados hasta cosas portátiles como pulseras de ejercicio y relojes inteligentes recolectan datos y enviándolos inalámbricamente a internet.

Muchos de estos dispositivos también publican notificaciones en Facebook, Twitter y otras redes, una tendencia que continuará en 2015. La pregunta es: ¿es algo bueno? La posibilidad de legiones crecientes de lavadoras, alarmas de humo y FuelBands de Nike que escupen publicaciones de Facebook no es exactamente algo para estar emocionado.

El reto en 2015 pasa a ser cómo integrar más inteligentemente el Internet de las Cosas que crece rápido con las redes sociales. En pocas palabras, los dispositivos necesitan mejorar su inteligencia social. Esto podría comenzar con aprovechar la gráfica social de los usuarios; su red única de amigos y seguidores, en formas mejores. Un ejemplo muy simple: un refrigerador inteligente, que rastrea tus Eventos de Facebook, ve que planeas una fiesta y cuántas personas han confirmado y te alerta para que vayas a comprar cerveza.

Al escuchar a las redes sociales en formas más sofisticadas; rastrear las actividades e interacciones de los usuarios con amigos y seguidores, y después responder acordemente, los dispositivos inteligentes podrían volverse más inteligentes en el próximo año.

La ilusión de privacidad en las redes sociales abre espacio a lo real

2014 vio a varias redes sociales anónimas y efímeras; Snapchat, Secret, Whisper, Yik Yak y Telegram, por nombrar solo algunas, aumentar en popularidad. Después de todo, no todos quieren que cada conversación en las redes sociales sea transmitida al mundo. Al mismo tiempo, los usuarios conocedores cada vez están más conscientes; y preocupados, sobre las formas en las que los datos personales son recolectados y después vendidos a los anunciantes, manipulados en pruebas o accedidos por agencias gubernamentales.

El problema es que pocas de estas redes “privadas” cumplen sus mandatos. Snapchat fuehackeada, repetidamente, con cientos de miles de fotografías sensibles; que supuestamente desaparecen, publicadas en internet. Y en octubre, se reveló que la red anónima Whisper en realidad guardaba las publicaciones y ubicaciones de los usuarios y recopilaba esta información en una base de datos. Como señala Venture Beat, el verdadero anonimato y privacidad en internet es extremadamente difícil de lograr. Aunque es fácil hacer promesas, es casi imposible cumplirlas.

Pero la demanda de redes sociales anónimas solo crecerá en 2015. De hecho, hay señales de que incluso los grandes actores comienzan a reconocer el asunto. En octubre, Facebook lanzó su nueva aplicación de chat, Rooms, que permite a los usuarios crear salas de chat alrededor de intereses compartidos, sin necesidad de revelar nombre o ubicación.

Mientras tanto en noviembre, Facebook se convirtió en el primer gigante de Silicon Valley en proporcionar respaldo oficial a Tor, el servicio poderoso de fuente abierta; popular entre periodistas, disidentes políticos y la policía, que le permite a los usuarios guardar su identidad, ubicación e historial de navegación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te agradezco tus comentarios. Te esperamos de vuelta.