jueves, 13 de noviembre de 2014

Adiós Microsoft Lync, hola Skype for Business

Microsoft está haciendo un upgrade de su plataforma de comunicaciones unificadas Lync para que tenga un look and feel muy parecida a la familiar versión para consumidor de Skype, y está cambiando su nombre a Skype for Business.

Para mediados del próximo año la compañía dejará el nombre de Lync de su plataforma de comunicaciones unificadas, y usará el nombre de la más conocida plataforma para consumidor que Microsoft compró en el 2011 por 8,5 mil millones de dólares.

Al unir a los dos, algo que ha estado en curso desde la compra, se quiere dar a los usuarios de negocio de Skype una interfaz con la que están más familiarizados y hacer así que la transición a la plataforma sea más fácil para los clientes corporativos, señala Giovanni Mezgec, gerente general de Microsoft para el marketing de producto de Lync. "Los usuarios sabrán que hacer mejor que antes”, afirma.

El ejecutivo también señala que esto representa una apuesta por la marca Skype, la cual se estableció así misma a nivel global antes de que Microsoft comprara la compañía.

Además de la nueva interfaz de cliente el upgrade incluye un nuevo servidor con algunas nuevas características como un códec H.264 más eficiente para lograr una mejora en la voz y video con conexiones de ancho de banda reducidas. Presenta una mejor seguridad y un siempre visible monitoreo de las llamadas durante las llamadas, una característica que Skype tenía pero no Lync. Skype for Business tiene una mejor resiliencia y un failover más rápido que Lync.

Las características de pantalla completa y grabación se encuentran disponibles usando menos clics o toques. La interfaz en general ha sido rediseñada para ser más amigable con las pantallas táctiles con íconos de mayor tamaño que son más fáciles de tocar con el dedo.

Skype for Business soporta interoperabilidad con los productos de comunicaciones unificadas de Cisco/Tandberg.

El upgrade del servidor debería ser simple, señala Mezgec, y no debería requerir de nuevo hardware.

Los profesionales de TI pueden determinar si el nuevo cliente usa la nueva interfaz o la más tradicional para planear mejor los despliegues.

Tim Greene, Network World (EE.UU.)