domingo, 28 de septiembre de 2014

Rumanía se convierte en nuevo Silicon Valley para Europa. Oracle ya cuenta con 2.200 empleados

Rumanía se convierte en nuevo Silicon Valley para Europa

Todas las grandes compañías informáticas, como Microsoft, Oracle, Vodafone, Adobe, Dell, Ubisoft o INTEL, cuentan ya con centros de desarrollo en Rumanía.
Edificio de Oracle en Bucarest, capital de Rumanía.Edificio de Oracle en Bucarest, capital de Rumanía.
Agencias
Unos salarios bajos, disponibilidad de buenos profesionales y numerosos incentivos fiscales han favorecido el desembarco de multinacionales de la informática en Rumanía, hasta el punto de que algunos expertos no dudan en referirse al país como un nuevo Silicon Valley.
El gigante estadounidense Oracle, que tiene ya 2.200 empleados en Rumanía, acaba de anunciar que contratará a varios cientos de informáticos antes de que acabe el año. También la compañía rusa de software Luxoft, con 800 profesionales en Rumanía, trasladará al país balcánico a unos 500
programadores de sus oficinas de Rusia y Ucrania, ante la escalada de la tensión en este país.
Rumanía, y Bucarest en particular, no tienen nada que envidiar a Silicon Valley, como es conocida la zona de California, sede de grandes compañías de alta tecnología.
Incluso Deutsche Bank planea contratar este año a medio millar de profesionales para su centro global de tecnología en Bucarest, desde el que se desarrollarán aplicaciones informáticas para los millones de clientes de la entidad en todo el mundo.
Todas las grandes compañías informáticas, comoMicrosoft, Oracle, Vodafone, Adobe, Dell, Ubisoft o INTEL, cuentan ya con centros de desarrollo en Rumanía, y más de 8.000 empresas se han ido instalando en los últimos años en la periferia de Bucarest. Ante ese panorama, algunos expertos aseguran que Rumanía, y Bucarest en particular, no tienen nada que envidiar a Silicon Valley, como es conocida la zona de California, sede de grandes compañías de alta tecnología.
Rumanía cuenta hoy con más de 64.000 profesionales de la informática, el primero de Europa y el sexto del mundo en relación a la población total, según la consultoría de tecnología Gartner. Los bajos salarios son parte de la explicación del surgir de esta "meca europea" de la tecnología.
Aunque el aumento de la demanda de profesionales ha hecho que suban los honorarios, los 1.200 euros netos mensuales que puede ganar hoy día un informático rumano, aún se está muy lejos de los 4.000 que cobra un colega en los países ricos de Europa. Pese a esa diferencia, ese sueldo supera con creces los 350 euros del salario medio en el país más pobre de la Unión Europea.
Otro factor es la buena preparación de los profesionales y sus conocimiento de idiomas extranjeros. "Los rumanos son unos apasionados por la nuevas tecnologías; incluso suelen llevar varios móviles, hablar varios idiomas, al
mismo tiempo que su grado de profesionalización está en un constante
crecimiento", explica a Efe Manel Ballesteros, director de SII Romania, una compañía francesa de nuevas tecnologías. "Muchas empresas están valorando la calidad-precio que ofrece Rumanía", cuenta Ballesteros.
Otro factor es la buena preparación de los profesionales y sus conocimiento de idiomas extranjeros.
Otro elemento que ha atraído a las multinacionales ha sido los incentivos a la inversión por parte de las autoridades rumanas. El Gobierno ofrece desde 2012 una reducción de las cargas fiscales de entre el 15 y 50 por ciento a las empresas que contraten a un mínimo de 200 personas en un periodo de tres años. IBM y Vodafone ya se han acogido a esta iniciativa y su voraz búsqueda de informáticos ha provocado incluso una escasez de profesionales. 
"La demanda de especialistas en nuevas tecnologías es mucho mayor de lo que ofrece el mercado actual", explica a Efe Andreia Patroiu, directora de la empresa de contratación IT Senior Tech. Las compañías han tratado de repatriar a rumanos que hace años se fueron a trabajar al extranjero y también contratan a profesionales de países como Moldavia y Bulgaria. Lo cierto es que el sector de la tecnología punta está ganando peso dentro de la economía rumana.
En 2009, la industria informática supuso apenas un 1,1 por ciento del PIB rumano. El pasado año, ese porcentaje se había triplicado y sólo las exportaciones de servicios informáticos supusieron 1.400 millones de euros.  "Exportamos un 98 por ciento de lo que producimos", cuenta el informático  rumano Florin Talpes, fundador de la empresa de antivirus Bitdefender. Más allá de los bajos sueldos y los apoyos gubernamentales, el hecho de que Rumanía sea un paraíso de piratas informáticos también ha contribuido a crear la fama de los rumanos como buenos informáticos.
Rumanía fue en 2012 el segundo país, tras China, de origen de ataques informáticos por "hackers", según un estudio de la empresa de telecomunicaciones Verizon. "Los 'hackers' rumanos hasta han logrado vender por Internet hasta yates y aviones", según Talpes.