martes, 22 de abril de 2014

IBM acusa a Iusacell de incumplir pago de deuda. Lusacell dice que IBM realizó con dolo descripciones fraudulentas.

La empresa de productos y servicios tecnológicos IBM acusó a Iusacell de entablar una demanda en una corte de Nueva York con el único objeto de evitar pagar una deuda que las compañías contrajeron en México y que actualmente está en proceso de arbitraje.

Doug Shelton, director de comunicaciones corporativas de IBM, indicó que “Iusacell ha dejado de pagar a IBM México lo que le debe bajo un contrato”, pese a las mejoras en la infraestructura de la telefónica mexicana y al crecimiento de sus operaciones.

En un mensaje enviado a Notimex, Shelton explicó que dada la supuesta negativa de Iusacell de sufragar la deuda, IBM inició un proceso de arbitraje en México con el fin de obligar a la telefónica mexicana a que honrara el contrato entre las empresas.

Sin embargo, la demanda presentada por la telefónica mexicana ante la corte del distrito sur de Nueva York “es el último esfuerzo de Iusacell para evitar sus obligaciones y para frustrar el mismo proceso de arbitraje al que se comprometió”.

De acuerdo con una demanda presentada la semana pasada, y difundida por la corte de Nueva York hasta este martes, Iusacell exige a IBM una compensación por la presunta pérdida de 2,500 millones de dólares de utilidades.

Los documentos de la corte apuntan que IBM realizó “con dolo” descripciones “fraudulentas” de los servicios tecnológicos que podía proveer a Iusacell pese a que sabía que éstas eran falsas. Destacó además que IBM ocultó hechos antes y después del contrato.

“De manera justificada y razonada, Iusacell confío en las descripciones de IBM por razones que incluían la reputación de IBM como una organización líder en el mundo y porque IBM estaba en una posición de conocimiento superior” con respecto a la tecnología en cuestión, según la telefónica.

La demanda, la mayor parte de la cual ha sido suprimida de la vista pública, no explica en qué consiste el contrato ni tampoco las fechas precisas de su celebración y supuesta entrada en vigor. Implica no obstante que la relación entre ambas empresas fue mayor a los dos años.

“La propia IBM reconoció que una demora en cumplir con la Transformación en dos años causaría a Iusacell una pérdida de ingresos de unos 2,500 millones de dólares”, afirmó la telefónica mexicana en la demanda, y agregó que el incumplimiento fue mayor a los dos años.